Yo soy mis valores

values

Todos preferimos algo sobre otra cosa. Todos tenemos un criterio íntimo para regular nuestras decisiones. Nuestras preferencias están diseñadas por nuestros valores, de los que no somos conscientes habitualmente. Todo es diferente entre nosotros: los proyectos que emprendemos y las razones que los mueven, que al final modelan nuestras vidas y carreras; cómo nos comunicamos; educamos a nuestros hijos y cómo nos relacionamos con los demás y el mundo.

Y para los millones que tienen poder, formal o informal, sobre otros, sus valores influirán en su forma de mandar, de tomar decisiones y gestionar sus consecuencias, en eso que se conoce como liderazgo.

Todos sabemos que el futuro es impredecible, pero hay gente que lleva esa certeza mucho peor que otros. La planificación y el control disminuyen la incertidumbre en una guerra perdida de antemano con el destino, y para muchos es su principal punto de fijación, la fuente de su quebradiza paz interior, en un presente lleno de dudas ante un futuro ignoto. Si me das imprevisión y flexibilidad me desconciertas, y eso me molesta como poco, y como mucho me enfada. Y si tengo poder voy a exigir a mi equipo planes y controles, y más planes y mas detallados y más controles, y que a nadie se le ocurra tener iniciativa no planificada y no controlada por mi, que si no esto se hunde.

Otros tienen mucha confianza en si mismos y no necesitan de felicitaciones o reconocimientos. Es más, su humildad a veces austera en el fondo rechaza los comentarios positivos, porque creen que van a anestesiar su motor de ambición y van a dormirse en los laureles. Y así tratan a los demás. Jamás sale una palabra positiva de su boca, porque la motivación está en conseguir los objetivos, no en palabritas de ánimo.

Y más allá estamos los que necesitamos reírnos y decir estupideces para funcionar. Aquellos a los que la seriedad encorbatada del protocolo de una sala de juntas en las que las batallas de poder dejan sanguinolentos cadáveres corporativos nos inducen las más grotescas y disparatadas escenas cómicas, batallas en las que jamás nos permitiríamos participar porque nos importan menos que un comino conquense.

Para conocer los motivadores vitales y de donde surge el estilo de liderazgo de cada uno es necesario escarbar en los valores personales. El MVPI de Hogan Assessments te permite posicionarte respecto a 10 valores y conocer si, por ejemplo, eres un freak de la Seguridad y por eso no delegas ni el que te abran la cerveza, pasas del Reconocimiento y no vas a felicitar a nadie en tu vida, buscas el Hedonismo y reírte y disfrutar tanto en el trabajo como ante una buena IPA de trigo, o necesitas cortarle la cabeza a tu jefe para ser califa en lugar del califa porque el Poder te pone.

Iassessment, Hogan y Safe System
Entrevista a Juan Antonio Calles: "La necesidad fu...
  • InTalent Assesment es Distribuidor en España de Hogan Assessment Systems.
     
  • 655 801 298
  •  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Envíanos un mensaje

  Email no enviado..   Su email ha sido envíado..
Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Cerrar