Defendiendo la inteligencia

Defendiendo la inteligencia

Demonizada desde nuestra experiencia de los "test de inteligencia" a los que nos sometieron en nuestra etapa escolar e incluso en nuestros primeros procesos de selección, quizá hemos olvidado que la inteligencia - en su sentido más puro - es un factor crítico del éxito profesional: ¡no el único!, pero crítico.

En la evolución de la experiencia y de la ciencia, hoy cualquier persona busca cuatro cualidades básicas en sus empleados, compañeros o superiores: inteligencia, energía, integridad e inteligencia interpersonal. En otras palabras, quiere que sean rápidos e inteligentes, trabajadores y confiables, y agradables en el trato.

Además, a medida que el mundo actual se hace cada vez más complejo y exigente desde el punto de vista cognitivo, hay una mayor demanda de profesionales que tengan los recursos internos necesarios para lidiar con éxito con esta creciente complejidad: pensad en los gigantescos volúmenes de información y datos, la complejidad de las relaciones, y la velocidad a la que cambian las cosas.

Hoy sabemos que la Capacidad Mental General (GMA) que, entre otras cosas, involucra la capacidad de razonar, planear, resolver problemas, pensar abstractamente, comprender ideas complejas, aprender rápidamente y aprender de la experiencia, es la medida más fiable y válida de esa inteligencia. No se trata meramente del aprendizaje de un libro, de una estrecha habilidad académica o de la inteligencia en un test. Más bien, refleja una capacidad más amplia y más profunda para comprender nuestro entorno, "captar", "dar sentido" a las cosas, o "averiguar" qué hacer.

“GMA es uno de los mejores predictores de desempeño en el trabajo y la formación en diferentes tipos de trabajos” según Schmidt & Hunter, 1998

“Tener en cuenta la inteligencia como criterio de selección aumenta significativamente la probabilidad de que los individuos elegidos puedan gestionar mejor su trabajo y mostrar una mayor productividad”. Schmidt et al., 1979

“El vínculo entre el nivel de GMA y el éxito en el trabajo se hace más estrecho cuanto más compleja es la naturaleza del trabajo emprendido”. Hunter, Schmidt & Le, 2006

¡Midámoslo entonces! Si queremos hacer un diagnóstico completo y fiable de las cualidades de cualquier persona que le ayude a tener éxito profesional - en procesos de selección, desarrollo, talento y potencial, o liderazgo - , utilizar unos buenos y fiables test son necesarios (por ejemplo, en combinación con pruebas de integridad, tests de personalidad, tests de muestras de trabajo, tests de conocimiento, entrevistas estructuradas o información biográfica).

Desde IAssessment somos absolutamente conscientes de ello, y manejamos soluciones al respecto, que nos permiten ofrecer el diagnóstico profesional más completo y fiable.

Talleres de Certificación Hogan 2018
Cómo trabajar con los “asesinos” de la innovación
Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Cerrar